La revolución digital está cambiando profundamente la relación del grupo con sus clientes. Para estar preparados para los cambios que ya se están sintiendo, L'Oréal está reforzando sus equipos y su experiencia.

La revolución digital está en el corazón de los cambios de la belleza y la industria. Esto significa que el fortalecimiento de su experiencia digital es esencial para L'Oréal. El grupo está haciendo esto para prepararse mejor para los cambios globales que ya se están sintiendo y que están modificando el comportamiento del consumidor, cambiando hipótesis geográficas y provocando una proliferación de datos y canales de comunicación, incluyendo los medios de comunicación sociales.
 
Nuevas prioridades y oportunidades están surgiendo, lo que nos obligan a revisar las estrategias e inversiones en medios de comunicación de las marcas para hacer lugar a los recursos digitales. El comercio electrónico está ofreciendo insospechadas posibilidades que deben ser tomadas con ambas manos. La experiencia de los consumidores está cambiando y haciendo retroceder las fronteras de los puntos de venta. Esto también se lleva a cabo on line y por medio de varios canales de distribución al mismo tiempo. Estos cambios, que están transformando la relación con el cliente y el servicio al cliente, son un poderoso motor para el cambio.