Por más de un siglo hemos puesto toda nuestra energía y competencias en una sola empresa: la belleza.

NUESTRA MISIÓN

Durante más de un siglo, L'Oréal se ha dedicado a un único negocio: la belleza. Es un negocio rico en significado ya que permite a los individuos expresar sus personalidades, ganar confianza en sí mismos y abrirse a los demás.
La belleza es un lenguaje.

 
L'Oréal se ha impuesto a sí mismo la misión de ofrecer a todas las mujeres y hombres del mundo lo mejor de la innovación cosmética en términos de calidad, eficacia y seguridad. Persigue este objetivo respondiendo a las necesidades y deseos de la infinita diversidad de la belleza en cualquier parte del mundo.
La belleza es universal.
 
 
Desde su creación en manos de un investigador, el grupo ha estado empujando las fronteras del conocimiento. Su rigor en términos de investigación e innovación le permite explorar continuamente nuevos territorios y formular los productos del futuro, al tiempo que se inspira en los rituales de belleza en todo el mundo.
La belleza es una ciencia.
 
 
Facilitar el acceso a productos que mejoran el bienestar, movilizar su fuerza innovadora para preservar la belleza del planeta y dar apoyo a las comunidades locales, son retos exigentes y una fuente de inspiración y creatividad para L'Oréal.
La belleza es un compromiso.
 
 
Actuando a través de la diversidad de sus equipos y utilizando la riqueza y la complementariedad de su portafolio de marcas, L'Oréal ha hecho de la "Universalización de la Belleza" su proyecto para los años por venir. 
L'Oréal ofrece belleza para todos.

 

NUESTRA AMBICIÓN

Nuestra ambición para los próximos años es ganar mil millones de nuevos consumidores de todo el mundo mediante la creación de productos cosméticos que cumplan con la infinita diversidad de necesidades y deseos de belleza.
 
Belleza para todos, belleza para cada individuo
En L'Oréal estamos convencidos que no existe un modelo único de belleza, sino una infinita diversidad de formas de belleza, vinculadas a períodos, culturas, historia y personalidades... Lograr que cada vez un mayor número de mujeres y hombres utilicen nuestros productos, significa llegar a poblaciones diversas con una visión universalista de la belleza. En nuestra opinión, universalizar no significa imponer la uniformidad, sino por el contrario, inspirarse en la diversidad para innovar.
 
Observar la belleza y costumbres locales
En el corazón de este proyecto, nuestra investigación y la innovación se reinventan para crear productos cosméticos adaptados a la gran diversidad del mundo. En cada región del globo, hemos creado plataformas de investigación, verdaderos centros de expertise, diseñados en base al concepto de belleza. Este es un verdadero punto de inflexión en la manera en que pensamos acerca de la innovación.
 
Facilitar el acceso a los productos cosméticos
En un mercado que sufre transformaciones substanciales, L'Oréal se adelanta cada año para poner la belleza al alcance de todos. Con una cartera de 34 marcas internacionales y una estructura organizacional basada en distintos canales de distribución, tenemos la ambición de satisfacer las necesidades de cada consumidor según sus hábitos y estilo de vida. De esta manera, L'Oréal rebasa fronteras y asume el reto de hacer la innovación cada vez más accesible.
 
Para acelerar la regionalización de nuestra expertise
Conquistar otros mil millones de consumidores de todo el mundo es un ambicioso proyecto que motiva a todos nuestros equipos. Una aventura económica pero también humana, que requiere el rápido despliegue de nuestras fuerzas y una acelerada transformación de la empresa en todos los ámbitos, incluidas la investigación, la fabricación, la comercialización, las ventas, las relaciones humanas y los equipos administrativos... Este importante proyecto es también una oportunidad para la innovación y el progreso, para construir el L'Oréal de mañana.

 

NUESTROS VALORES Y PRINCIPIOS ÉTICOS

La pasión, el espíritu emprendedor, la receptividad y la búsqueda de la excelencia, son valores arraigados en el ADN de L'Oréal. Ellos se expresan en el día a día de las actividades cotidianas de todos nuestros equipos en todo el mundo.
Nuestros principios éticos: la integridad, respeto, valor y transparencia marcan nuestra hoja de ruta, dan forma a nuestra cultura, respaldan nuestra reputación y deben ser conocidos y reconocidos por todos los empleados de L'Oréal.