• Todos los días en L'Oréal nos aseguramos de que la ética sea el núcleo de nuestras actividades y nuestras decisiones. El Día de la Ética es un momento clave para L'Oréal pues refleja la filosofía de compromiso y trabajo conjunto del Grupo. Y, el 2019, no fue la excepción.

En L’Oréal creemos que el comportamiento de una empresa es tan importante como su desempeño económico o la calidad de sus productos. Es por ello que, desde hace 11 años, dedicamos un día específico del año para invitar a nuestros colaboradores a dialogar y expresar sus preguntas sobre la Ética, en el marco de nuestros cuatro valores – Integridad, Respeto, Valor y Transparencia – y de nuestro Código de Ética.

Este año, el Día de la Ética se celebró en Chile el 8 de octubre con dos actividades clave: un chat en vivo con el presidente y director ejecutivo de L'Oréal, Jean-Paul Agon, donde los empleados de todo el mundo tuvieron la posibilidad de hacerle sus preguntas sobre la ética y un chat en vivo con Yann Le Bourdon, Director General de la filial, para discutir temas relacionados con la ética más específicos de las operaciones en el país.

En un nivel más amplio, el enfoque del Grupo se basa en una serie de recursos internos, todos diseñados para promover una cultura de ética en todos los niveles de la organización. Estos incluyen corresponsales de ética, que actúan como un primer punto de contacto para gerentes y otros empleados en cada país. Campañas de información, eventos dedicados, un programa de aprendizaje electrónico obligatorio y un sitio web seguro de denuncias "Speak Up". El objetivo es alentar a todos nuestros colaboradores a expresar sus puntos de vista y señalar un comportamiento inapropiado.

Desde 2017, L’Oréal también ha comunicado sobre su Política de Derechos Humanos y la consideración dada a esos derechos en su cadena de valor. En 2019, estas iniciativas llevaron al Grupo a ser reconocido por novena vez por el Instituto Ethisphere como una de las "Compañías más éticas del mundo"

La tasa de participación en el día de la ética, que se ha más que triplicado a nivel mundial desde la primera edición del Día de la Ética en 2009, muestra inequívocamente que este evento de diálogo abierto es muy valorado por los empleados.